Un porcentaje muy amplio de la población sufre día a día miedos de diferente índole. Miedo a las arañas, a la sangre o a otras personas.

Uno de los miedos más frecuentes y de los que más inciden en la vida de muchas personas, tanto a en la vida personal como en la laboral es el de expresarse libremente ante otras personas o un auditorio.

Esta es mi situación, como la de muchas personas.

¿Por qué esta página?

Recorriendo la web, he podido comprobar que hay pocos sitios donde pueda encontrar información sobre este problema sin que intenten ofrecerme una terapia particular: una sesiones en un centro, un curso, audio-terapia... buf. Echo de menos tener un sitio donde dirigirme y poder estar al corriente de las herramientas usadas en las terapia y compartir el éxito de otras personas.

Es por eso que me he propuesto añadir a la información de la que ya dispongo, la que pueda recopilar. Sin juzgar o dejando que sean los lectores los que lo hagan. También quiero compartir las herramientas de las que dispongo y aprovechar las que vaya aprendiendo de quien participe.

Aunque de formación soy psicólogo, no es mi ámbito laboral por lo que será fácil entender el lenguaje. Intentaré ser lo menos técnico que sea posible al hacerlo con rigor.

Centro en primer lugar el objetivo de la página en la terapia cognitivo-conductual aunque lo dejo abierto a incluir otras vertientes en el futuro.

Ni que decir tiene que el interés de la página que hoy arranca lo hace sin ningún tipo de interés lucrativo.

Recibe un saludo. Bienvenido.

Carlos (info@miedohablarenpublico.es)

02 de noviembre del 2012